Federación Puertorriqueña de Fútbol

A TODA MÁQUINA PREPARACIÓN DE #NUESTRASELEPR SUB 17 FEMENINA EN SANTO DOMINGO

Luego de un intenso, dramático y complicado proceso de organización en medio de las complicaciones creada por el devastador paso del Huracán María, la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) logró un acuerdo para que el Equipo Nacional Femenino Sub 17 termine en República Dominicana su preparación para la venidera ronda final eliminatoria del Caribe a jugarse la próxima semana en Haití.

La Selección boricua, bajo la dirección técnica de Shek Borkowski, finalmente viajó el pasado fin de semana por mar, en una embarcación de Ferries del Caribe, a Santo Domingo, capital dominicana, donde comenzaron a utilizar de inmediato las instalaciones del FCB Escola y el Proyecto Gol en San Cristóbal como centros de entrenamiento con solidario respaldo de la Federación Dominicana de Fútbol (FEDOFUTBOL).

“Fue un proceso bien complicado. Después de María tuve que trasladarme por varios días a Miami, donde CONCACAF (Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) me habilitó una especie de oficina para que pudiera atender la coordinación del viaje de esta Selección Sub 17 y otros asuntos que teníamos pendientes. Desde allí y luego de evaluar múltiples alternativas, finalmente logramos reunir las condiciones para establecer nuestro campamento en Santo Domingo con respaldo de los buenos amigos de FEDOFUTBOL”, dijo el presidente de la FPF, Eric Labrador Rosa.

Ante la devastación que dejó María en la Isla, a Puerto Rico se le dio la opción de ausentarse de la competencia, pero esa alternativa fue descartada por completo. El onceno boricua, que ganó de forma invicta y abrumadora de local en Bayamón el Grupo B de la primera ronda a finales de agosto, ahora será parte de la sección A junto a Cuba y el anfitrión Haití en la final caribeña del próximo 16 al 20 de octubre como parte de la lucha por tres boletos disponibles al Premundial de CONCACAF en ruta hacia la Copa Mundial Sub 17 Femenina Uruguay 2018.

“Quedarnos fuera no era una opción. Al igual que Puerto Rico hace un esfuerzo gigantesco en este momento por levantarse, nosotros queremos dar un mensaje de que continuar es parte de los retos que nos presenta esta terrible experiencia y también nos vamos a levantar y a dar la pelea en el terreno de juego. Por eso hicimos todo lo que fue necesario para completar este viaje”, puntualizó Labrador Rosa, quien también participó en Miami en la reunión del Comité Ejecutivo de la Unión Caribeña de Fútbol (CFU, por sus siglas en inglés).

El seleccionado boricua, que pernocta en un hotel de la Capital quisqueyana, quedó integrado por un grupo de 19 jugadoras, que incluyó como porteras a Cristina Roque (Florida Kraze) y JLo Varada (PRHPSA); y las defensas Liliana Graves (Weston FC), Mikaela Jennings (NY XFC), Belerica Oquendo (Dallas Kicks), Daniela Pérez (Fraigcomar), Pamela Pérez (Leal Arecibo), Bianca Rosado (GPS-Guaynabo) y Juliette Wolpert (PRHPSA).

Como mediocampistas aparecen María Luisa Colón (PRHPSA), Chloe Laureano (Sunrise Sting), Soleil Maldonado (Caribbean Stars), Leilany Rivera (Gladiadoras Dorado) y Mariana Varela (GPS-Guaynabo); y las delanteras Isabel Cacho (Fraigcomar), Gabrielle Cimino (Coral Gables), Yarielys Maldonado (Gladiadoras Dorado), Thalía Pérez (Taurinos de Cayey) e Isabelle Rivera (Mirabelli FC).

En el Grupo B de la final caribeña competirán Trinidad y Tobago, Bermuda y Jamaica. Puerto Rico, en la primera ronda, ganó sus tres partidos para marca perfecta de nueve puntos acumulados con 19 goles a favor y solo uno en contra tras vencer 2-0 a República Dominicana, 8-1 a Bahamas y 9-0 a Anguila.