FFFS: con la misión de aumentar el nivel del fútbol en Puerto Rico

La presente administración de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), como parte de su compromiso con el desarrollo del deporte en Puerto Rico, trabaja a todo vapor en la implementación del programa “FIFA Football for Schools” (FFFS), siendo nuestra isla, el primer país del mundo en el que se establece el mismo.

El programa se anunció oficialmente en septiembre pasado y su primera fase consistió en la capacitación de más de 90 maestros de escuelas del Departamento de Educación (DE), con la asistencia de oficiales de FIFA. Son dichos educadores los encargados de replicar el programa.

El ingeniero Iván Rivera, presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) y su administración, están comprometidos con el proyecto.

“Me llena de orgullo presentar este proyecto y poder dar las herramientas necesarias para el desarrollo del fútbol en Puerto Rico”, manifestó el presidente federativo.

Rafa Guerra, ex futbolista profesional de la Liga Española durante 13 años, afirmó que más de 100 maestros cuentan con la aplicación móvil del FFFS, que tiene una plataforma virtual, vídeos de animación, plantillas e instrucciones.

Guerra explicó que “el objetivo de FIFA es instaurar el fútbol en todo el mundo a través de las escuelas” entre los menores de cuatro a 14 años de edad.

“En Puerto Rico, tenemos un problema de cantera, de suplir y suministrar jugadores a los equipos nacionales. ¿Cómo podemos solucionarlo? A través de FFFS. Lo vamos a implementar en todo el currículo escolar y con eso, queremos lograr masificar el fútbol”, agregó el exjugador, quien ha sido el encargado de iniciativas similares para la empresa privada del País.

“Con esto, conseguimos que las escuelas detecten talentos y los pasen a los formadores. En un plazo, de seis, ocho… 10 años, podemos tener una cantera de talentos para los clubes e ir sacando jugadores para nuestros equipos nacionales y eso, va a conllevar la subida de nivel del fútbol a nivel local”, agregó el experimentado líder deportivo.

Guerra compartió que entre sus funciones en el programa FFFS destacan: realizar visitas por todas las escuelas de la Isla para impartir cursos, enseñarles a los participantes cómo usar la aplicación, aclarar dudas de conocimiento de fútbol, revisar y coordinar materiales que necesiten en los planteles, fiscalizar el proyecto y pasar reportes a FIFA para que tenga retroalimentación de cómo está funcionando y qué áreas de oportunidad tiene el programa.

“Por ejemplo, ya descubrimos que es complicada la instalación (de la aplicación)”, destacó Guerra, quien agregó que el programa se instaurará primero en las escuelas públicas del País y luego, en las privadas.

El exfutbolista destacó que los campeonatos que se desean desarrollar son intramural, municipal, interregional y nacional.

“Tenemos un pre-proyecto: cuatro festivales programados, que son pruebas. Tienen el propósito de fomentar que el proyecto siga, darle continuidad”, expuso.

En total, se espera que más de 1,700 estudiantes de 88 escuelas se beneficien del programa. Además, integrantes de las entidades Special Olympics y la Fundación Golitos tendrán la oportunidad de practicar el deporte.

FIFA y la FPF invierten en los costos que incluyen las capacitaciones y los materiales. De hecho, Jair Bertoni, representante de FIFA, indicó que la entidad entregará unos 3,000 balones en Puerto Rico.

“Estamos contentos de traer este programa a Puerto Rico por las ganas que tiene la Federación de ser el piloto de los pilotos. Tenemos 10 pilotos en el mundo para implementar este proyecto y Puerto Rico está dando el primer paso. Para FIFA, es fundamental porque la Federación es el tentáculo para llevar que los chicos, chicas y todos los que amamos el fútbol, podamos practicarlo”, sostuvo Bertoni durante el lanzamiento del programa en la Isla.

El objetivo de FFFS es contribuir a la formación, desarrollo y empoderamiento de más de 700 millones de niños y niñas de todo el mundo, dándoles acceso al fútbol como parte del plan de estudios de educación física o como una actividad extracurricular en las escuelas.

También puede ayudar al desarrollo de capacidades para abrirse camino en la vida, pues los valores importantes y positivos del mencionado deporte pueden contribuir a la formación y empoderamiento de los niños.

En aquellas federaciones en las que el desarrollo del fútbol base y el juvenil no está enmarcado en una estructura de clubes consolidada, competitiva ni recreativa, las escuelas constituyen el mejor entorno para organizar el fútbol.